Pido paz para nosotros en nuestros sueños

No existe un manual para vivir. Vivir es la misión que se nos ha encomendado. Vivir es un proceso de supervivencia con el entorno. Vivimos en tal lugar, en una familia, con unos amigos. Para vivir hay que comer, hay que socializar, hay que aparentar. Vivir es liberar batallas con los demás. Vivir es imperfección. Buscamos la felicidad viviendo.

Existir es la pura batalla con uno mismo. Existir es encontrarse en medio del ruido, de tanta gente, entre la polución, entre el concreto. Existir es el estado puro del alma, del espíritu. Existir es despertar. Es en primer término preguntarse ¿Quién soy? ¿Qué hago aquí? ¿Para qué vivo? Existir es un choque, es un caos. Es sentirse desnudo y titiritando en medio de la nada cuando el todo alrededor está. Estarás más solo que nunca y como nadie. Existir es el conflicto cumbre como seres humanos.

Buscarse es nuestro trabajo. Encontrarse es nuestra meta. El proceso es doloroso. Es un proceso único y personal. Duele en el corazón, en la mente y en la piel. Evadir el dolor no es la opción, callarse tampoco. Llorar por dentro mucho menos. Resistir. Alguien estará contigo en esos peores momentos. Alguien que te ama y conoce el amor más que tú.

Reconocerse en la cordura será la locura para los demás. Sentirse loco o loca será más sensato que podamos hacer.

Paz Para Nosotros en Nuestros Sueños

Paz Para Nosotros en Nuestros Sueños (2015) qué hermoso título. [Suena y resuena, como mantra, como mantra] En algunos años no será fácil de recordar a menos goces de buena memoria. Paz Para Nosotros en Nuestros Sueños es todo un discurso filosófico-espiritual sobre la vida y la existencia. Este es el gran mensaje que nos trae el director Šarūnas Bartas (Sharunas Bartas o Sarunas Bartas) en la película con título original Ramybė Mūsų Sapnuose (Peace to Us in Our Dreams). Para entender el cine de Sarunas es necesario haber visto un par de trabajos de su filmografía pero en este caso basta ver Paz Para Nosotros en Nuestros Sueños para entenderlo y comprenderlo como director y como persona. Al parecer este último trabajo resume toda una vida. Retratada en su más puro estilo y llevada a la catarsis para sus personajes y para el mismo espectador.

Aquí nadie tiene nombre. Etiquetar a un personaje es juzgarlo. Y aquí nadie puede juzgar a nadie. Solo son actores dándoles vida a unas personas. Dos familias diferentes. Una de ciudad y otra de campo. Muestra los contextos vivenciales de diferentes de cada una de esas personas.

La película está rodeada e empapada de misticismo y total misterio, tanto que llegas a confundir esa ambientación con un filme de Lars Von Trier; incluso a Lora Kmieliauskaite vendría a ser el vivo estilo de Charlotte Gainsbourg en la interpretación de su personaje. Esta maravillosa obra está impregnada de muchos elementos que el mismo Terrance Malick utilizó en El Árbol de la Vida o Andréi Tarkovski  en Nostalgia.

Las primera familia (culta)

Integrada por el mismo Sarunas, su hija (Ina Marija Bartaité) y su actual pareja sentimental (Lora Kmieliauskaite).  La psicología del padre y también esposo es de total fortaleza y sabiduría. Es entendimiento, aprendizaje y trascendencia. Es paciente, pacífico y con un aire de frialdad. Al parecer es una persona que ha alcanzado una madurez espiritual. Su hija, una adolescente que ha perdido  a su madre y vive en silencio su muerte. Una pianista, el nuevo amor del padre. Vive un proceso de existencialismo.

La segunda familia (Ignorante)

Compuesta de un hombre (Eugenijus Barunovas) machista, borracho, golpeador y mal hablado. Su esposa (Aushra Eitmontiene), una mujer ama de casa, sumisa. Esta familia ha vivido una vida de completo abandono entre sus integrantes. Son pobres y a su alrededor se respira desdicha, tristeza, enojo y coraje. El peor de los castigos lo inhala el hijo (Edvinas Goldsteinas) al pertenecer a un hogar y ambiente insano.

Cada uno de los integrantes de las dos familias entran en conflicto y el director logra captar esa esencia  de confusión e introspección. Todos los personajes explotan a su manera. Sacan lo que los atormenta. Alivian su alma. La comunicación es el único consuelo. Pobre de aquel que no saque lo que lleva dentro y detone ese gatillo que tenga entre sus manos.

Aquí te dejo algunos filmes del director.

  • In the Memory of a Day Gone By(Praėjusios dienos atminimui) (1990, documentary)

 

Anuncios

Sugiéreme, Coméntame, Critícame, Oriéntame:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s